Tomás Aristimuño, músico originario de la pintoresca Patagonia Argentina, combina la profundidad emotiva del indie folk y la energía del rock alternativo, Aristimuño ha cautivado a audiencias tanto en Latinoamérica como en Europa con su singular enfoque artístico.

La música de Tomás Aristimuño no solo se limita a sus propios lanzamientos como solista. Su involucramiento en la producción artística y la ingeniería de sonido lo ha llevado a colaborar en diversos proyectos con otros artistas, ampliando así su influencia y contribución al panorama musical, especialmente en estudios clave como Mutuo y Lastcrit en Barcelona, donde actualmente reside.



En 2024, Tomás Aristimuño regresa con su tercer álbum de estudio, titulado “No pasa nada”. Este nuevo trabajo promete continuar explorando nuevas fronteras sonoras mientras mantiene la autenticidad y la profundidad emocional que caracterizan su música. El primer sencillo de este álbum, “Y no tanto este cielo”, es un testimonio de la evolución artística de Tomás, capturando la esencia de la resiliencia y la belleza en la simplicidad.

Compuesta en una madrugada de enero, la canción refleja las experiencias personales y profesionales del artista, particularmente después de haber enfrentado los desafíos globales de la pandemia y de establecerse en un nuevo país.

La letra de la canción parece ser una reflexión profunda sobre la vida y la capacidad de encontrar belleza incluso en momentos difíciles. Es descrita como una “carta de amor” a la capacidad de expresarse a través de la música, sugiriendo que la composición busca conectar emocionalmente con el oyente a un nivel íntimo y reflexivo.

Grabado en el Studio A de Bridge_48 en Barcelona y producido en colaboración con Lisandro Aristimuño, este sencillo destaca por su riqueza instrumental y su narrativa lírica. Las guitarras acústicas y eléctricas, los pianos y los arreglos de cuerdas se entrelazan para crear una atmósfera emotiva que invita al oyente a un viaje introspectivo.

El arte visual que acompaña tanto al sencillo como al álbum completo fue creado por el talentoso artista plástico mallorquín Jordee Ayuso, complementando así la experiencia estética y emocional de la música de Tomás Aristimuño.

Con su habilidad para combinar la poesía de sus letras con una instrumentación meticulosa y un sentido innato de la melodía, Tomás Aristimuño continúa como uno de los talentos prometedores a descubrir en la música contemporánea.


One thought on “Entre Cielos y Reflexiones: El Viaje de Tomás Aristimuño en ‘Y no tanto este cielo’”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *